Olivo de aceituna arbequina de las fincas de Oleura

La arbequina, nuestro fruto

La arbequina está reconocida como una de las variedades de aceituna más apreciadas y cultivadas a nivel mundial. Tratada adecuadamente, es de las mejores variedades para elaborar un aceite de oliva virgen extra excelente con unas propiedades organolépticas sobresalientes .

Las arbequinas son aceitunas pequeñas, redondeadas, de color verde con toques morados. En nuestra fincas de Les Garrigues tiene una entrada en producción precoz, entre finales de octubre y primeros de noviembre.

El momento de recolección que seleccionamos es cuando un tercio de los frutos están verdes, otro tercio en proceso de envero (bicolor amarillo/oscuro) y el otro tercio ya enverados, oscuros.

Aceitunas en el momento óptimo de recolección

Fuentes del Programa Europeo de Promoción de los Aceites de Oliva, definen el aceite de oliva virgen extra de arbequina como un aceite frutado, con ligero sabor a manzana, verde herbáceo, muy poco amargo y picante, de sabor dulce. Es un aceite suave y muy fluido en boca, con matices de almendra verde, alloza, y hierba recién cortada”.

Para mayor deleite y evitar una oxidación prematura, el aceite virgen extra de arbequina debe ser preservado a temperaturas templadas, en condiciones frescas y en un ambiente oscuro en el cual no penetre la luz ni la humedad.