Recolección de la arbequina para elaborar virgen extra

Nuestra familia

Somos una familia de olivicultores con más de 50 años de experiencia en la producción de aceitunas arbequinas. La tercera generación familiar emprendió en 2007 el reto de elaborar Oleura, un aceite de oliva virgen extra y virgen extra ecológico monovarietal de arbequina de Les Garrigues.

Preservar los métodos de la agricultura tradicional y la conservación de nuestro entorno son nuestros valores desde hace tres generaciones. Nuestra ilusión es compartir la producción limitada de nuestro virgen extra con los amantes del aceite virgen extra y la gastronomía y así colaborar en la difusión de la cultura del aceite de oliva virgen extra.

 

Una arbequina fresca y sana  para elaborar un aceite virgen extra de la máxima calidad

Nuestra tarea en la Finca

El trabajo comienza en las fincas, orientando todos los trabajos a la obtención de la arbequina en perfectas condiciones. Es imprescindible lograr una arbequina fresca y sana  para elaborar un aceite virgen extra de la máxima calidad. 

El momento de recolección es otro factor clave para conseguir un aceite virgen extra de la máxima calidad. Recolectamos cuando un tercio de los frutos están verdes, otro tercio en proceso de envero (bicolor amarillo/oscuro) y el otro tercio ya enverados, oscuros. Así conseguimos un virgen extra equilibrado y de la mayor riqueza organoléptica.

El proceso de recolección se realiza con sistemas semi-mecánicos, mediante paraguas invertidos, de modo que la aceituna nunca contacta con el suelo, evitando la rotura del fruto y su deterioro. Finalmente las aceitunas arbequinas se transportan el mismo día de recolección a la almazara, para preservar su frescura y sus propiedades organolépticas más saludables.

Para garantizar nuestro aceite de oliva virgen extra de arbequina, realizamos todos los trabajos en la finca bajo las normativas de Producción Ecológica (CCPAE) y Producción Integrada (PI).